#DoraEspartana

Julia Martín Gil (26) se inició en los obstáculos, después de haber participado en algún trail, en 2018, consiguiendo dos terceros puestos en la categoría popular en la Zufarian Race y Unbroken Race, un top 10 en elite en la Adventure Race y este año en las famosas Spartan (tres carreras) un segundo, un quinto y un sexto puesto en su grupo de edad, sin apenas experiencia, pero entrenando muy duro, prácticamente todos los días de la semana. Y gracias a dichos resultados, para su sorpresa, logro clasificarse para el europeo Spartan, y en una de las carreras del campeonato nacional, al finalizar quinta, pudo clasificarse para el mundial Spartan. Por lo que ahora, su objetivo es participar en el Mundial Spartan y también, realizar el campeonato nacional.

Pero en España, las carreras de obstáculos no están regladas por una federación, por lo que no existe seguro federativo y se debe pagar un seguro privado. Aunque crece la demanda por practicar y realizar este deporte y competiciones, aún existen pocas carreras, y las existentes se encuentran dispersas por el país por lo que hay que desplazarse muchos kilómetros o incluso irse a otros países para poder competir. El conjunto de estas situaciones da como resultado que la práctica de este deporte sea cara, ya que también hay que sumarle la alimentación y productos complementarios, el fisioterapeuta, lugares de entrenamiento especializados, …

Julia acaba de empezar y ha cosechado muy buenos resultados, pero necesita un empujón económico para mantener el gasto que supone la práctica de este deporte, seguir creciendo y demostrar de todo lo que es capaz, porque si en tan poco tiempo puede participar en un europeo y mundial, ¿de qué sería capaz con las condiciones óptimas?

El presupuesto presentado para afrontar sus retos es: