Carolina Pascual, embajadora olímpica de #EllasSonDeAquí

"El deporte hay que vivirlo con convicción y con mucha pasión"

 

El nombre de Carolina Pascual está grabado en lo más alto del medallero olímpico español. Su hito fue un impulso de aire fresco en los que, sin duda fueron, y siguen siendo, los mejores Juegos Olímpicos de la historia del deporte español, Barcelona’92.

Puede que muchos hayan olvidado su nombre y que otros ni siquiera la conocieran, han pasado ya casi 25 años desde que aquella menuda gimnasta procedente de Orhiuela (Alicante) consiguiera el mayor hito de la gimnasia rítmica española y todo un acontecimiento en los Juegos Olímpicos de la ciudad condal.

La gimnasia rítmica es la 4ª disciplina deportiva más practicada entre niñas y adolescentes, en España, y cuenta con un total de 131 medallas conseguidas en competiciones internacionales oficiales, pero sólo 3 de esas medallas se han conseguido en unos Juegos Olímpicos.

Fue en 1992 cuando Carolina Pascual logró la que fue la primera medalla de la gimnasia rítmica española en unos Juegos Olímpicos. Una medalla de plata en competición individual que sin duda nos supo a todos a puro platino. Nunca nadie en España ha igualado su gesta.

Entre otros muchos méritos, Carolina fue distinguida en 1994 con la Medalla de Plata de la Real Orden del Mérito Deportivo, entidad presidida por su Majestad el Rey de España y la más alta distinción que se otorga al deporte en nuestro país.

Carolina cuenta con la titulación de Entrenadora Nacional de Gimnasia Rítmica, Entrenadora Nacional de Aeróbic y Juez Nacional de Gimnasia Rítmica.

Actualmente compagina su actividad como entrenadora en el Gimnasio GO Fit, donde prepara a un grupo de futuras campeonas de la gimnasia rítmica, con el programa de formación en colegios del Comité Olímpico Español y con la organización del “Campus de Gimnasia Rítmica Carolina Pascual”, que entrará en funcionamiento el próximo verano.

Recientemente hemos tenido ocasión de disfrutar de una agradable charla con nuestra embajadora, durante la cual hemos realizado esta interesante entrevista que esperamos que os guste…

 

Carolina, ¿cuáles son tus primeros recuerdos asociados al deporte?

Tenía tan solo 4 años cuando mi madre me llevó a clases de Ballet en mi pueblo, Orihuela. Estuve tres años, hasta que la profesora le dijo a mi madre que, tanto por mis aptitudes y flexibilidad como por mi derroche de energía, sería conveniente que me apuntara a alguna disciplina deportiva como la gimnasia rítmica.

 

Entonces, tus inicios fueron….

Pues fueron a los 7 años, mi madre siguió las sugerencias de mi profesora de ballet y me apuntó a gimnasia rítmica en Murcia, a 30 kilómetros de mi casa. Me llevaba todos los días. De lunes a viernes entrenábamos 4 horas al día, después del colegio, y los sábados de 9 de la mañana a 8 de la tarde. Desde el primer momento participé en competiciones a nivel nacional por eso era tan exigente el entrenamiento.

Yo estaba absolutamente entregada y fascinada así que a los 10-11 años, me cambié a Alicante y ahí se complicó mucho la logística porque Alicante estaba a 2 horas de Orihuela en coche…. ¡¡Imagínate!!! Yo quería seguir practicando, así que mis padres hicieron un gran esfuerzo y alquilaron un apartamento en Alicante para que viviera allí con mi abuela. Así estuve casi un año y medio, hasta que me fichó el equipo nacional y me tuve que venir a vivir a Madrid, entonces ya tenía 12 o 13 años, no más, ¡¡era muy pequeñita!!

 

Carolina ¿Qué crees que te ha aportado y que aún te aporta el deporte desde el punto de vista personal?

Para mí, todo. No solo por el hecho de que he llegado a lo más alto de la gimnasia rítmica española, lo que es una gran satisfacción y todo un orgullo… Lo más importante que me ha aportado, y me sigue aportando, son sus valores…

La confianza en mí misma, el coraje: porque para ganar hay que luchar y tener coraje para entrenar todos los días, para no rendirte.

El sacrificio y la constancia. Porque sin ellos no hay victoria posible. Porque para conseguir llegar a la meta siempre tienes que sacrificar algo.

El trabajo y el esfuerzo, nada es gratis en la vida.

El compromiso. Con tu equipo, con tu entrenador, contigo mismo.

 

Imagina que estás sentada junto a un grupo de niñas de 12 años. ¿Qué te gustaría decirles y que ellas recordaran de ti en lo que al deporte y sus valores se refiere?

Lo que le ya le digo a mis alumnas hoy en día: que tengan en cuenta y que no olviden que, para conseguir algo en la vida, siempre hay que sacrificar algo y ser constantes, pero, sobre todo, deben ser lo suficientemente fuertes para superar la desgracia, la derrota, o la falta de apetencia. El deporte hay que vivirlo con convicción y con mucha pasión.

 

¿Crees que el hecho de ser mujer ha beneficiado o perjudicado a tu carrera y por qué?

Mi deporte, precisamente, es prácticamente 100% femenino. Es ahora cuando los chicos empiezan en esta práctica deportiva así que en ese sentido no he sentido una posible diferenciación en mi deporte por ser mujer. Sin embargo, sí que hemos comentado muchas veces el tema de la atención de los medios y lo que eso repercute en la carrera de una deportista profesional….

 

En este sentido, Carolina, ¿Por qué crees que tiene menos visibilidad el deporte femenino? ¿Crees que tiene que ver con las características físicas de cada género?

Igual que la rítmica es un deporte que podríamos tachar de “femenino”, hay otros deportes que parece que son más “masculinos”. Sin embargo, en lo que a la visibilidad de en los medios se refiere creo que por un lado existe el deporte rey, que es el futbol, y luego está el resto… Esto es parte de la clave….

 

Estoy de acuerdo Carolina, pero en ese sentido, el futbol femenino tampoco parece que tenga mucha visibilidad….

Es un problema de difícil solución, desde luego, pero ahora ya empezamos a ver futbol femenino, ya se le empieza a hacer caso, quizás es un tema de mentalidad social contra el que tenemos que luchar….

Aunque, desde luego no te quito la razón. Llevamos varios JJOO en los que las chicas tienen más éxitos que los chicos y, aun así, la prensa les da más visibilidad e importancia a los logros masculinos.

 

Bueno Carolina, eres una de nuestras brillantes embajadoras, ¿Qué opinas acerca del proyecto #EllasSonDeAquí, qué te ha motivado a apoyarnos?

Creo que esta iniciativa es preciosa y muy completa. Por un lado es una oportunidad para que las deportistas que necesiten financiación puedan conseguirla. Primero por apoyo popular, a través de crowfounding, y luego porque el promotor de la plataforma (manzanas Livinda) generosamente ha donado 20.000€ que serán repartidos entre una serie de proyectos que serán elegidos entre el total de proyectos presentados, así que nuestras deportistas tienen una oportunidad doble de conseguir sus metas.

Por otro lado, es una iniciativa que permite sacar a la luz al deporte femenino, a sus logros y sus esfuerzos, sus valores y permite también hacer una llamada de atención a todos, para que seamos más sensibles con la problemática que tienen muchas deportistas.

 

Carolina, ¿Crees que hay límites para los sueños?

¡NUNCA!!, debemos soñar y luchar por ellos, por los sueños.

 

¿Cuál es tu sueño Carolina?

Sueño con ser capaz de vivir dedicando me a mi pasión, el deporte, y a poder enseñarlo a otros. Estoy enamorada de mis alumnas y desde aquí les doy las gracias por todo lo que me aportan y me enseñan cada día.

 

Muchas gracias Carolina, es todo un honor contar con tu apoyo y eres un gran ejemplo para todas. Gracias por compartir estas declaraciones con todos.

"El deporte hay que vivirlo con convicción y con mucha pasión"